La fosfatidilcolina
es un nutriente derivado de la lecitina de soja, y ayuda al buen funcionamiento
de las membranas celulares.

Esta se puede
encontrar en los huevos, la soja, la coliflor, el hígado de ternera, las pipas
de girasol, los cacahuetes, la lechuga y en los suplementos alimenticios.

En el mundo de la
estética, la Fosfatidilcolina posee grandes beneficios a la hora de reducir
grasas. Como tensioactivo aumenta la permeabilidad de la membrana, facilitando
la eliminación de los triglicéridos almacenados.

Los solubiliza
favoreciendo la metabolización fisiológica de los mismos, que se transforman en
ácidos grasos.

Algunos de
nuestros productos, sobre todo nuestra gran marca Revylen, utiliza la
fosdatidilcolina, realizando un efecto termogénico que asegura una acción
lipolítica rápida y eficaz ya que actúa junto con la cafeína.

Es por ello que
nuestro reductor y anticelulítico son tan eficaces, aunque no olvidemos que
para ver resultados debemos aplicarlo de forma regular y durante un período de
tiempo. Las células tienen un ciclo de 90 días, así que lo ideal para cualquier
cosmético es utilizarlo 3 meses para ver unos resultados bien firmes.

No obstante a partir de la cuarta semana ya podremos observar cambios en nuestra piel.

image
X