La mejor rutina facial en verano

El verano es tiempo de disfrutar y descansar, pero no podemos descuidar la piel. Precisamente en estos meses sufre mucho por el sol, así que es importante que seamos constantes con una rutina facial diaria. Con estos pasos que te aconsejamos conseguirás que tu piel esté luminosa y no sufra deshidratación y envejecimiento prematuro, principales consecuencias de los rayos UVA-UVB.

1. Limpieza facial en verano

A pesar de que te dé pereza, la higiene facial es fundamental para tener una piel más sana y bonita. Hay que limpiar el rostro por la mañana y por la noche, aunque no te maquilles. Elige un limpiador que te guste y sea adecuado para tu piel y utiliza agua tibia para retirarlo. Acaba la limpieza aplicando un tónico que equilibrar la piel. La higiene facial es importante para mantener los poros limpios, pero no hay que abusar de productos fuertes que puedan dañar la barrera protectora.

2. Antioxidantes para el rostro

Por la mañana, después de la limpieza, aplica un sérum antioxidante. Así conseguirás neutralizar los radicales libres (que provocan los rayos solares, la contaminación, el tabaco, el estrés…) y prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Los antioxidantes (como la vitamina C o el ácido ferúlico) unifican el tono, aportan luminosidad inmediata, y ayudan a reducir la aparición de manchas.Suelen presentarse en formato sérum, pero también pueden estar en cremas. Uno de los antioxidantes más valiosos en la Vitamina C.

3. Contorno de ojos

La piel del contorno de los ojos es más fina, seca y tiende a arrugarse antes, además de sufrir ojeras y bolsas. Por eso es importante cuidarla de forma específica con una crema para esta zona. Aplícala mañana y noche con suaves toques, sin arrastrar. Puedes guardar el producto en la nevera, y así potenciar su efecto descongestionante.

4. Crema hidratante facial para el verano

En verano por el sol, el calor, el aire acondicionado, el cloro, la sal del mar… la piel tiende a estar más seca. Por eso es importante hidratarla a diario, para proteger su función barrera. Por la mañana, si tu piel no es seca, bastará con el antioxidante y el protector solar. Pero por la noche, aprovecha para hidratar y nutrir, reparando así los daños del día. Si tu piel es seca, hidrata también por la mañana, después del sérum.

5. Protector solar facial

Aplica un protector solar específico para el rostro todos los días, aunque no vayas a la playa o a la piscina. El sol es el principal responsable del envejecimiento cutáneo, provocando manchas, pérdida de firmeza y elasticidad y a la larga, arrugas. Además, como sabes, el sol puede provocar quemaduras y cáncer de piel. Las cremas solares para el rostro suelen incluir activos que ayudan a prevenir el envejecimiento o las manchas. Elige el protector en función de tu tipo de piel, para evitar los brillos, si tu piel es grasa o mixta, o que se reseque mucho, en caso de pieles secas y maduras.

6. Cuidados especiales del rostro en verano

Al menos una vez a la semana, por la noche, dedícate un poquito más de tiempo. Realiza una exfoliación y aplica una mascarilla. La exfoliación es importante para oxigenar la piel y ayudar a su renovación. Las mascarillas son cuidados extras que vienen muy bien. Elígela en función de tus necesidades: limpieza profunda, hidratación, nutrición, reparación, lifting, etc.

X
Abrir chat